Los mejores bailaores de la historia

El flamenco es un mosaico de artes donde el cante jondo, los bailaores españoles e internacionales o la destreza con la guitarra, el cajón y las palmas conforman una expresión profundamente apreciada a nivel internacional. 

Por ello, en este post, rendimos homenaje a este arte de gran intensidad emocional, haciendo un recorrido por los 5 bailaores más importantes de la historia hasta la fecha. ¿Quieres conocerlos? 

La Lupi: reina de las seguiriyas  

Susana Lupiañez Pinto, más conocida como La Lupi, es una bailaora gitana que Málaga vio hacer el 22 de agosto de 1971. A los doce años, ya brillaba en los escenarios, cuando pertenecía a un modesto ballet que recorría todos los tablaos de la Costa del Sol. Con catorce forma dúo con Javier Moreno, terminando sus estudios con diecisiete años, momento en el que entra a formar parte del ballet de Tano

Su duende, que no deja indiferente a nadie, ha ido alimentándose y creciendo hasta brillar con luz propia tras haber recibido estudios de Danza Clásica Española en el Conservatorio Superior de Danza. 

En su haber destacamos el Primer Premio de Baile Libre del Concurso Nacional Flamenco de la Peña “La perla de Cádiz”. 

Joaquín Cortés: el bailaor más vanguardista

Joaquín Cortés nace en Córdoba en 1969, en el seno de una familia gitana. A los doce años se traslada a Madrid, donde comienza sus estudios de danza. Poco tiempo después, Cortés es admitido como miembro del Ballet Nacional de España, lo que le acabaría dando alas para crecer como artista en solitario a nivel internacional. 

Creador de obras como Cibayí o Pasión Gitana (la obra más vista en el mundo tras cuatro años de gira), este artista ha destacado por su peculiar estilo vanguardista a la hora de interpretar el flamenco, eclipsando a otros bailaores españoles

Aclamado por la crítica internacional, se le han abierto las puertas de galas y teatros de París, Rusia, Italia o Tokio. Además, es uno de los pocos bailaores que también se ha atrevido con el cine, debutando como actor en La flor de mi secreto en 1995. 

Sara Baras: la artista que acaricia el escenario 

Sara Pereyra Baras, conocida como Sara Baras, es una bailaora flamenca y directora de su propia compañía de baile. Esta artista, que nació el 25 de abril de 1971, es un claro ejemplo de que el flamenco no solo se circunscribe al mundo gitano. En la palabras de la propia artista: “no soy gitana, pero el flamenco corre por mis venas y bebo de la tradición”. 

Su formación flamenca arranca en San Fernando, en la escuela Concha Baras, su madre y maestra. Ha compartido escenario con grandes del flamenco como Camarón. Sus éxitos posteriores, acompañados de innumerables apariciones en televisión (Gente Joven) o teatro (Sensaciones, Juana la loca o Sabores), le han llevado a coleccionar importantes galardones a lo largo de su carrera. 

Su estilo elegante despunta en el panorama internacional, dibujándose como la artista que no taconea el escenario, sino que lo acaricia. 

Antonio Canales: el último de un largo linaje de bailaores

A ti, Carmen Amaya y Siempre flamenco fueron los últimos montajes antes de que este artista sevillano, nacido el 3 de diciembre de 1961,  fundara su propia compañía de baile. 

Antonio Gómez de los Reyes, conocido artísticamente como Antonio Canales, desciende de una familia de artistas de amplia trayectoria. También goza de un brillante haber: fue Premio Nacional de Danza en 1995 y en 2017 es galardonado con La Zapatilla de Plata de la Asociación Indanza. También se le reconoce con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2020. 

En el plano internacional, Canales ha brillado en ballets de París como Maguy Marín, pero también ha elaborado coreografías en el Festival de Versalia, Italia. 

Shōji Kojima: un flamenco del Sol Naciente 

Kojima es un revolucionario bailaor que nace el 1 de octubre de 1939 en la Prefectura de Tokishima, Japón. 

Licenciado en Arte de Musashino Academia Musicae, este polífacético artista ha destacado como vocalista, pianista y bailarín clásico y moderno, hasta llegar a su pasión: el flamenco. De hecho, en 1966 se trasladó a España vía Ferrocarril Transiberiano, país del que juraría no salir hasta convertirse en el mejor bailaor de la historia. 

Aunque ha exhibido su arte por escenarios internacionales como los de la Unión Soviética, no es sino en España, con Rafael Farina como padrino – ya que debutó como primer bailarín de sus espectáculos –, donde alcanza la gloria. 

Además de ser elegido miembro de la Compañía Nacional de Ballet Española, ha participado en numerosos espectáculos televisivos y festivales de prestigio desde la década de los 70 hasta 2011, como Estudio Abierto o el Festival Ciutat Vella

¿Quieres seguir los pasos de estos bailaores? En Danza y Más disponemos de todas las variedades de trajes y zapatos flamencos, para que brilles en tu propio escenario. ¡Contacta con nosotros!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad